Analizamos las conclusiones del informe “PwC 2016 Global Industry 4.0” en el que han tomado parte más de 2.000 especialistas de empresas industriales pertenecientes a 9 sectores de actividad y repartidas en 26 países. 

1.- Industria 4.0: de las palabras a los hechos

Los encuestados esperan aumentar significativamente sus carteras de productos y servicios digitales. Del mismo modo, casi tres cuartas partes de las empresas confían tener procesos de cadenas de valor horizontales y verticales altamente digitalizados en un lustro. Los planes de inversión son, además, extremadamente ambiciosos en la mayoría de los casos. 

2.- La digitalización impulsa los saltos en el rendimiento

Las empresas que implementan con éxito la industria 4.0 ya no tienen que elegir entre centrarse en una mejor línea superior o inferior; pueden mejorar ambos al mismo tiempo. En los próximos 5 años, las empresas encuestadas esperan aumentar los ingresos anuales en un promedio del 2,9% y reducir los costes en un promedio de 3,6%. 

3.- Profundizar las relaciones digitales con los clientes más capacitados

Los clientes estarán en el centro de los cambios en las cadenas de valor, productos y servicios. Estos se adaptarán cada vez más a sus necesidades y una gran mayoría de los encuestados usarán el análisis de datos para comprenderlos y satisfacerlos. 

Más de la mitad de los encuestados esperan que sus inversiones en digitalización sean rentables en dos o menos años 

4.- Enfoque en las personas y la cultura para impulsar la transformación

El estudio arroja que el mayor desafío de implementación no es la tecnología, sino una falta de cultura digital y habilidades en las organizaciones. Si bien la inversión en las tecnologías adecuadas es importante, en última instancia, el éxito o el fracaso dependerá no de sensores, algoritmos o programas de análisis específicos, sino de una gama más amplia de factores centrados en las personas.

5.- La analítica de datos y la confianza digital son la base de la Industria 4.0

Los datos son el combustible de la Industria 4.0. Es hora de pasar de una fase de descubrimiento y comprender con qué información contamos y cuál es válida. A medida que los ecosistemas digitales se expanden, también aumenta la importancia de establecer fuertes niveles de confianza digital, respaldados por la transparencia.

Unos sólidos sistemas de gestión de riesgos e integridad de datos pueden ayudar a las empresas a evitar infracciones y gestionar mejor las interrupciones en las operaciones. Pese a todo, la principal preocupación recogida por este informe tiene que ver con la vigilancia y seguridad de los datos.

6.- Las capacidades de análisis de datos a nivel de toda la empresa requieren un cambio significativo

Las empresas industriales deberán desarrollar estructuras organizativas sólidas que soporten el análisis de datos  a nivel de empresa. La mitad de las compañías encuestadas han establecido funciones dedicadas de análisis de datos, ya sea a nivel corporativo para agrupar talento o en un nivel de unidad de negocio para mantenerse cerca del negocio operativo. 

En un lustro, las empresas confían aumentar los ingresos anuales en un promedio del 2,9% y; reducir los costes, un  3,6%. 

7.- La industria 4.0 está acelerando la globalización, pero con una orientación claramente regional

La Industria 4.0 creará redes digitales y ecosistemas que en muchos casos abarcarán el globo, pero que aún conservan huellas regionales. Tanto los mercados desarrollados como los que están en desarrollo pueden aumentar drásticamente.

Las empresas en Japón y Alemania son las más avanzadas en la digitalización de operaciones internas y la asociación a través de la cadena de valor horizontal. Con una alta inversión en tecnología y capacitación de personas, ven su transformación digital principalmente en términos de ganancias en eficiencia operativa, reducción de costos y garantía de calidad.

En Estados Unidos se están planeando invertir más en el desarrollo de modelos de negocio disruptivos, a medida que las empresas se mueven rápidamente para digitalizar sus carteras de productos y servicios.

Las empresas industriales chinas se destacan en todos los aspectos de la digitalización: esperan reducciones de costos por encima del promedio y aumento de los ingresos digitales hasta 2020. 

El combustible de la Industria 4.0 son los datos. Las empresas deberán dotarse de buenas estructuras organizativas capaces de realizar un análisis pormenorizado sobre las demandas y necesidades de sus clientes. 

 8.- Grandes inversiones con grandes impactos

La investigación PwC sugiere que las empresas globales de productos industriales invertirán 761 mil millones de euros al año hasta 2020. El foco principal de esta inversión será en tecnologías digitales como sensores o dispositivos de conectividad, así como en software y aplicaciones como sistemas de ejecución de fabricación.

Además, las empresas también están invirtiendo en la formación de sus plantillas y el cambio organizativo. Más de la mitad de los encuestados esperan que sus inversiones de la industria 4.0 produzcan una rentabilidad dentro de dos años o menos.

Fuente: innobasque.eus